Cambia de país

Menú

¡5 enfermedades neurodegenerativas que debes conocer!

Estamos seguros de que ya has escuchado sobre enfermedades neurodegenerativas comunes como el Parkinson y el Alzheimer, pero ¿sabías que existen muchas más? Aquí aprenderás cosas que de pronto no conocías sobre estas dos y además, te hablaremos sobre otras que es posible que no tengas en mente y de las que es importante que sepas. ¡Lee con atención!

¿Qué son las enfermedades neurodegenerativas?

Son enfermedades que afectan principalmente las neuronas del cerebro. Estas, no se regeneran y tampoco pueden reemplazarse, es por eso que este tipo de dolencias son incurables y, por lo general, progresivas. Es decir, empiezan con síntomas muy leves que se van volviendo más graves con el tiempo. Algunas de las enfermedades neurodegenerativas son: Alzheimer, Parkinson, demencia con cuerpos de Lewy, Esclerosis lateral amiotrófica, Ataxia de Friedreich.

Alzheimer:

Es la forma más común de demencia, causando problemas con la memoria, el pensamiento y el comportamiento. Normalmente, empieza con síntomas muy leves que se van agudizando con el paso del tiempo. El factor de riesgo más característico del Alzheimer es el aumento de la edad y, la mayoría de las personas que tienen esta enfermedad neurodegenerativa son mayores de 65 años. Sin embargo, también puede aparecer antes de esta edad y se conoce como Alzheimer de inicio temprano.

Síntomas del Alzheimer:

  • Dificultad para recordar información recién aprendida.

  • Desorientación.

  • Cambios de humor y comportamiento.

  • Problemas para concentrarse.

  • Dificultad para hablar, tragar y caminar.

Si bien, todavía no hay un estudio 100% verídico que demuestre que el Alzheimer se puede prevenir, sí existen algunas actividades para estimular la mente, que pueden ayudar a evitar el deterioro cognitivo. Algunas de ellas son:

  1. Hacer actividades como sudokus, crucigramas, sopas de letras.

  2. Jugar juegos de mesa, cartas, Parqués o Dominó.

  3. Hacer cálculos matemáticos en la mente. Una buena idea es acostumbrarse a sumar los números de las placas de los carros que veas en la calle.

  4. Cambiar un poco la rutina y hacer las cosas en un orden diferente.

  5. Recordar, detalladamente, todo lo que se hizo en el día, al finalizar la jornada.

  6. Leer y asistir a actividades culturales.

Parkinson:

Es una enfermedad neurodegenerativa que afecta el movimiento y se da cuando las neuronas no producen suficiente dopamina. En su fase inicial, puede empezar con temblores casi imperceptibles en alguna de las dos manos y, aunque los temblores son el síntoma más común, también pueden estar acompañados de rigidez o disminución del movimiento. Lo normal, es que se dé en personas mayores de 60 años y es más común en hombres que en mujeres.

Síntomas del Parkinson:

  • Temblores en las manos, brazos, piernas o mandíbula.

  • Rigidez muscular, falta de flexibilidad y debilidad.

  • Bradicinesia: es la pérdida de movimientos automáticos y espontáneos, y es uno de los síntomas que más impide a las personas, pues no permite que realice movimientos habituales y mecánicos de forma rápida.

  • Inestabilidad y falta de equilibrio.

  • Dificultad para tragar y masticar.

  • Problemas urinarios como la incontinencia. Lo mejor, en este caso, es contar con la seguridad necesaria, para que este síntoma no afecte la rutina o la vida social. Recomendamos nuestro TENA Slip, el absorbente más completo del mercado.

Aunque esta enfermedad es incurable, sí existen algunos medicamentos que pueden ayudar a controlar notablemente los síntomas y, en algunos casos, el especialista puede recomendar hacer una cirugía.

Demencia de cuerpos de Lewy:

Esta es una de las causas de demencia en adultos mayores, por lo general aparece en personas mayores de 50 años y genera la pérdida de funciones mentales que afectan en gran medida su vida diaria. Existen dos tipos: demencia con cuerpos de Lewy y demencia por enfermedad de Parkinson. Los dos causan problemas con la habilidad de una persona para pensar, pero en el segundo tipo empieza primero con las dificultades del movimiento propias del Parkinson.

Síntomas de la demencia de cuerpos de Lewy:

  • Demencia.

  • Problemas para concentrarse y prestar atención.

  • Alucinaciones.

  • Trastorno de conducta durante el sueño: sueños vívidos, hablar dormido, hacer movimientos bruscos o caerse de la cama.

  • Depresión, ansiedad o apatía.

En muchas ocasiones, esta enfermedad puede ser difícil de diagnosticar porque comparte muchos síntomas con el Alzheimer y el Parkinson. Sin embargo, un buen acompañamiento médico permitirá que se le dé el tratamiento adecuado pues, aunque no tiene cura, sí existen medicamentos que pueden hacer algunos síntomas más leves.

Esclerosis lateral amiotrófica:

Esta enfermedad neurodegenerativa es también conocida como ELA, y ataca las neuronas que están en el cerebro y la médula espinal, afectando así, los mensajes que se transmiten a los músculos voluntarios como brazos y piernas. En un principio causa problemas leves, pero con el tiempo, la persona pierde fuerza hasta el punto de no poder moverse y también puede llegar a afectar los músculos del pecho, dificultando la respiración.

Síntomas de la Esclerosis lateral amiotrófica:

  • Dificultad para caminar, tropezones y caídas.

  • Debilidad en los brazos, las manos, las piernas y los pies.

  • Dificultad para hablar y tragar.

  • Calambres musculares.

  • Cambios de comportamiento.

  • Músculos tensos y rígidos.

Es importante que, una vez aparezcan los primeros síntomas, se visite a un especialista. Pues, en su etapa más temprana, los síntomas del ELA se pueden confundir con otras enfermedades. El acompañamiento médico es fundamental para contar con el tratamiento adecuado.

Ataxia de Friedreich:

Es una enfermedad neurodegenerativa hereditaria que genera debilidad muscular, dificultad para hablar y enfermedades cardiacas. Se da porque se produce una degeneración en el sistema nervioso de la médula espinal y los nervios que controlan el movimiento de los brazos y las piernas. Normalmente los síntomas aparecen entre los 5 y los 15 años, pero, en algunos casos, se puede presentar entre los 18 meses y los 30 años.

Síntomas de la Ataxia de Friedreich:

  • Movimientos involuntarios en los ojos.

  • Dificultad para caminar y debilidad muscular.

  • Problemas para hablar.

  • Curvatura de la columna vertebral conocida como escoliosis.

  • Palpitaciones del corazón.

Por lo general, las personas que padecen esta enfermedad necesitan silla de ruedas y mucho acompañamiento. La elección de un buen cuidador es fundamental para ofrecerles una mejor calidad de vida. Para aprender sobre estos temas y mucho más, te recomendamos que nos sigas en Facebook como Bienestar by Tena. Ahí te mantendremos actualizado sobre nuevos productos, aprenderás sobre mitos y verdades de temas que estamos seguros que son de tu interés y mucho más.

12

Inscríbete a nuestro contenido

Recibe información especializada según tu necesidad y conoce todos los beneficios que TENA te ofrece.

TE PUEDEN INTERESAR

VER TODOS LOS ARTÍCULOS