Cambia de país

Menú

10 ejercicios de cardio para hacer en casa, ¡sin levantarse de la silla!

Todos sabemos la importancia de mantener nuestro cuerpo activo, pero con el pasar de los años perdemos flexibilidad y movilidad, esto puede llegar a detenernos de realizar actividad física, aún así, debemos reconocer los beneficios que estos traen a nuestro cuerpo, y realizarlos mínimo 30 minutos durante 5 días a la semana, para mantener un estilo de vida saludable.

Beneficios del cardio:

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo, pero ¡nunca es tarde para empezar a ejercitar el cuerpo! ¿Sabes cuáles son los principales beneficios que trae entrenar con regularidad?

  1. Mejora la salud del corazón: este está formado en su mayoría por músculos, es por esto que es necesario fortalecerlo y trabajarlo como lo hacemos con nuestros brazos, piernas y espalda. El cardio es una actividad que ayuda a aumentar los latidos del corazón, brindando más oxígeno a tu cuerpo.

  2. Reduce el estrés: de igual manera al bombear más sangre, tu organismo genera más endorfinas, la sustancia encargada no solo de aliviar el dolor del cuerpo sino de dar la sensación de bienestar en la mente. Y como el cardio es tan esencial para la salud física y mental, aquí encontrarás 10 ejercicios de baja intensidad que puedes realizar desde la comodidad de tu sala ¡con la ayuda de una silla!

Calentamiento:

Es importante comenzar por calentar el cuerpo, para estimular la circulación de la sangre y así evitar dolores musculares. ¡Aprende cómo hacerlo fácil y rápido!

  1. Sentada en el borde de la silla con la espalda recta, lleva la rodilla derecha hasta el pecho, mientras alzas el brazo izquierdo por encima de la cabeza. Repite el mismo movimiento con la otra pierna y brazo. Realiza 30 repeticiones, 15 a cada lado.

  2. Inclínate ligeramente hacia adelante y ubica los brazos de forma paralela al suelo en la altura del pecho, gira de lado a lado empezando el movimiento desde la cintura. 30 Repeticiones.

  3. Agáchate mientras llevas tus brazos rectos detrás de la espalda, luego sube de nuevo hasta ponerte derecha mientras estiras los brazos paralelos al suelo. Es importante presionar las caderas hacia atrás. 15 repeticiones.

Ejercicios de cardio:

  1. ¿Alguna vez has intentado trotar sentada? Es la hora de probarlo. Corre sin avanzar del puesto ayudándote con los brazos, los movimientos son rápidos pero suaves en los dedos de los pies y en las articulaciones, como simulando una trotada. Ten en cuenta tu respiración y realízalo durante 30 segundos.

  2. Con la cadera en la orilla de la silla inclínate hacia atrás, ahora sube una pierna a la vez y extiéndela hacia el frente, puedes sostenerte con tus brazos ubicándolos a lado y lado de la silla. Realiza 30 repeticiones, 15 a cada lado.

  3. Para el siguiente ejercicio puedes usar peso para incrementar tu resistencia. Una buena idea para hacer tus propias mancuernas en casa, es llenando dos botellas con agua. Si prefieres, también puedes hacer este ejercicio sin peso. Toma una botella en cada mano y golpea con tu brazo derecho hacia la izquierda, recógelo a la altura del mentón y repites con el brazo izquierdo hacia la derecha, acompaña este movimiento girando el tronco. Repítelo 30 veces, 15 a cada lado.

  4. Con las mismas botellas ahora golpea hacia arriba por encima de la cabeza, cambia de brazo, asegúrate de extenderlo en su totalidad. Repítelo 15 veces por lado.

  5. ¡Ahora pasamos a las piernas! Estando sentada en la silla, estira las piernas a cada lado, y extiende las manos hacia arriba, formando una estrella, y aún conservando las botellas de agua; vuelve a la posición inicial con las piernas apoyadas sobre el piso y las manos a la altura del pecho. Repítelo 30 veces.

Enfriamiento:

  1. Con una de las piernas en un ángulo de 90 grados sobre el suelo, cruza el pie opuesto hasta apoyarlo sobre la otra pierna, formando un 4. Intenta traer tu pie lo más cerca que puedas a tu pecho; si quieres estirar un poco más, inclínate hacia adelante. Realízalo durante 15 segundos.

  2. Pon la mano en la cadera y alcanza el codo con la mano contraria, tira suavemente hacia adelante. Sostén durante 15 segundos y cambia de lado.

Es importante que pongas tu propio límite, la idea no es que duela pero que sí sientas cómo se estira el cuerpo. Poner en movimiento tu cuerpo es esencial para llevar una vida sana, no olvides hacerlo mínimo 30 minutos durante 5 días a la semana, y complementarlo llevando una dieta balanceada, si quieres inspiración para preparar platos deliciosos y nutritivos, ¡no te pierdas nuestro artículo Almuerzos rápidos y saludables! Hay una variedad de actividades diferentes que puedes realizar ya sea fuera o dentro de tu casa, sin embargo, lo importante es que descubras cuáles te gustan más y cuáles se adaptan mejor a tu condición física, con el fin de generar hábitos de vida saludables.

123

Inscríbete a nuestro contenido

Recibe información especializada según tu necesidad y conoce todos los beneficios que TENA te ofrece.

TE PUEDEN INTERESAR

VER TODOS LOS ARTÍCULOS